fbpx

Sanidad elabora el primer informe de desigualdades en salud en la Comunitat

Se trata del primer informe del Observatorio Valenciano de Salud (OVS!) a fin de orientar las políticas de equidad en salud y poder evaluarlas en el tiempo

220

Se trata del primer informe del Observatorio Valenciano de Salud (OVS!) a fin de orientar las políticas de equidad en salud y poder evaluarlas en el tiempo. En este caso se traza un análisis epidemiológico de indicadores y determinantes de la salud en la Comunitat Valenciana entre los años 2000 y 2015, tomando como base los siguientes ejes de desigualdad: territorio, género, edad, lugar de origen, nivel de estudios y situación laboral.

El informe, elaborado desde la dirección general de Salud Pública, refleja que la esperanza de vida en la Comunitat es de las más altas de Europa, con una media de 82,3 años (85,1 las mujeres y 79,5 los hombres).
En la Comunitat Valenciana, el cáncer de pulmón es la primera causa de mortalidad por cáncer en los hombres y la tercera en las mujeres.

Respecto de las enfermedades cardiovasculares, primera causa de mortalidad para ambos sexos, que llegó a provocar un fallecimiento cada 40 minutos en 2012, muestran una clara tendencia descendente (hasta un 33% menos), más marcada en zonas como Orihuela o Torrevieja.

En relación a los accidentes de tráfico de vehículo a motor, la diferencia es clara entre sexos: los hombres presentan una tasa de mortalidad cinco veces mayor que las mujeres, especialmente entre los 15 y los 34 años, excepto los mayores de 65, que son precisamente el grupo de mayor mortalidad entre las mujeres. Entre los varones, los usuarios vulnerables de la vía que más defunciones presentan son los motoristas (22%) y en las mujeres las peatonas (40%). El 85,7% de las defunciones cuya víctima es un ciclista son masculinas.

El informe dedica un capítulo al suicidio, y apunta que en la Comunitat, las muertes por esta causa son tres veces más frecuentes en hombres que en mujeres.Por edades, las mayores tasas de mortalidad por suicidio se dan en varones de más de 65 años y en mujeres de 45 a 64 años.

El documento señala que dos de cada diez mujeres menores de 21 años no utiliza habitualmente un método anticonceptivo correcto, aunque la visita a los centros de salud sexual y reproductiva favorece el uso de métodos adecuados. Y por lo que respecta a la Interrupción Voluntaria del Embarazo, las tasas más elevadas las presentan las mujeres de 20 a 24 años.

En la población más joven, el consumo de tabaco ha descendido en todos los niveles de educación y clase social, pero en las edades intermedias, el tabaquismo ha aumentado en las mujeres con menor nivel de estudios y en los estratos sociales más desfavorecidos, lo que acentúa las desigualdades. Y por lo que respecta al consumo de alcohol, se está feminizando. Así, entre los jóvenes, la proporción de chicas que consumen alcohol de forma intensiva es superior a la de los chicos (20,3% frente al 14,5%).

Otro factor analizado, la obesidad, refleja el reemplazo de la dieta tradicional por una mayor consumo de grasa animal y azúcares, y sobre todo que la evolución positiva hacia el mayor consumo de fruta y verdura ha tenido mayor reflejo entre la población más favorecida, no en todos los grupos sociales.

“Este documento proporciona, por primera vez en la Comunitat, una mirada necesaria sobre los determinantes sociales y su impacto sobre la salud. El análisis sistemático de estos datos nos permitirá evaluar en el futuro el efecto de las acciones que impulsamos desde el Consell, e identificar nuevas necesidades de acción”, señala la consellera Ana Barceló

También podría gustarte Más del autor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies