fbpx
Banner Campaña Enseres y Basura Albatera

¿Por qué no hay órgano en la caja del instrumento en la Iglesia de Santiago Apóstol?

En 2009 el órgano hubiese cumplido 250 años

309

Ante el nuevo órgano de importación alemana que va adquirir la Iglesia de Santiago Apóstol de Albatera, hacemos un repaso de la historia del antiguo instrumento que se situaba en la iglesia de la localidad albaterana y que fue destruido en la Guerra Civil, por ese motivo, actualmente solo se encuentra la caja del órgano.

En 2009, dicho órgano hubiese celebrado 250 años, y con este motivo Jose Tomás Serna Pérez, técnico en Patrimonio Cultural, escribía en la revista Julio y Santiago de Albatera un artículo titulado «250 aniversario del Órgano de la Iglesia«, que decía lo siguiente:

«Pocas efemérides son tan bien acogidas y celebradas como un 250 aniversario, y en 2009 el órgano de la Iglesia de Santiago de Albatera cumple una de esas fechas tan significativas. Por este motivo el Patronato Cultural Albaterense dedica el espacio más importante de su revista «Julio y Santiago», su portada, a este órgano tubular, un pequeño gesto de lo que podría ser un gran acontecimiento.

Los órganos tubulares son instrumentos de viento, cuyo funcionamiento se activa a través de un teclado conectado a la maquinaria necesaria para generar sonidos mediante el paso de aire por tubos de diferentes longitudes.

El órgano de la Iglesia de Santiago conserva algunas partes originales como la caja exterior y el secreto del órgano, por lo que podemos saber que estaba compuesto por 31 tubos de flautado en la fachada, secretos de 47 canales, cromático, con trece hileras en la mano izquierda y quince hileras en la mano derecha, una información vital para una posible reconstrucción.

Fue realizado en Valencia por Maties Salanova en 1759 y al año siguiente ya se tiene constancia documental de su utilización con motivo de la celebración de la fiesta de Nuestra Señora del Rosario, en concreto el primer fin de semana de octubre de dicho año. En 1818 fue reparado por primera vez, a lo que contribuyó el Ayuntamiento de la villa con 125 ptas.

Para acercarnos al momento histórico del momento en el que se instaló este órgano en la parroquia debemos tener en cuenta que la iglesia estaba prácticamente construida. El señorío de Albatera había pasado en 1728 a D. Giner Ramón Rabasa de Perelló (Marqués de Dos Aguas) tras la muerte sin descendencia de D. Guillén Manuel de Rocafull. Por este motivo encontramos en la parte superior de la caja del órgano elemento iconográficos alusivos a los Marqueses de Dos Aguas, un escudo diferente al resto de los escudos

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies