fbpx

La Guardia Civil detiene al presunto autor de dos robos en el interior de vivienda con moradores

En uno de los robos fue sorprendido por el propietario de la vivienda, al que no dudó en agredir con el fin de consumar el delito

426

La Guardia Civil de Alicante detuvo el pasado día 21 de abril a un vecino de la localidad de Formentera del Segura por dos robos en el interior de vivienda con los moradores dentro. En uno de ellos el ladrón fue sorprendido por el propietario, siendo este agredido con la misma herramienta que el autor del robo usaba para forzar la entrada.

El pasado mes de octubre, la Guardia Civil de Alicante tuvo conocimiento de la comisión de un robo con violencia en el interior de un domicilio en la que el propietario resultó herido. Los hechos se dieron en una vivienda sita en la localidad alicantina de Formentera del Segura, el ladrón, que se había colado en el interior usando la fuerza, se vio sorprendido cuando sustraía joyas y otros efectos de valor, al intentar el dueño recuperarlas, fue cuando resultó agredido con la misma herramienta usada para forzar la vivienda para entrar. Este hecho le causó al morador lesiones en los brazos. Por todo ello, el Área de Investigación de la Guardia Civil de Almoradí, inició las investigaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos.

Caja Rural Mayo 2021

Días más tarde, se produce otro robo en el interior de una vivienda con un modus operandi muy similar al primero, pero esta vez el ladrón no fue sorprendido por los moradores, sustrayendo entre otros artículos de valor una bicicleta de montaña, que posteriormente fue recuperada, y una videoconsola. Estos hechos crearon en la localidad una creciente alarma social. Las pesquisas policiales derivadas de uno y otro hecho delictivo, llevaron a los agentes hasta un vecino de la misma localidad, una persona politoxicómana con numerosos antecedentes de nacionalidad española y 47 años.

La Guardia Civil entonces inició un dispositivo de búsqueda debido a que esta persona había abandonado la localidad. Finalmente, el día 21 de abril, en acciones propias de este dispositivo, agentes de la Guardia Civil lo localizaron próximo a su vivienda, al proceder a la detención el sospechoso intentó sacar un arma de fuego del cinturón sin éxito. El arma se trataba de un revolver de aire comprimido.

Tras la preceptiva elaboración de las diligencias policiales, al día siguiente fue puesto a disposición judicial, quedando en libertad con cargos.