fbpx

La Guardia Civil detiene a los presuntos autores del incendio de una vivienda provocado por un ajuste de cuentas

Uno de los presuntos autores del delito es familiar del afectado

627

La Guardia Civil de Alicante ha esclarecido la autoría de un incendio, supuestamente provocado, ocurrido en el término municipal de Granja de Rocamora. Los presuntos autores son dos varones de 27 y 25 años de edad, ambos nacionalidad española.

Agentes del Área de Investigación de la Guardia Civil de Callosa de Segura iniciaron el pasado mes de septiembre una investigación para averiguar la autoría de un incendio ocurrido el día 9 de ese mismo mes, concretamente
en una vivienda unifamiliar en el casco urbano de la localidad de Granja de Rocamora.

El incendio calcinó totalmente una vivienda unifamiliar de dos plantas, copropiedad de la persona afectada, que además vivía de forma habitual en ella.

Los primeros datos de la investigación revelaron que pudiera tratarse de un incendio intencionado, por lo que los agentes solicitaron el apoyo del Equipo de Investigación de Incendios de la Guardia Civil con sede en Valencia, para
la realización de una exhaustiva inspección técnico-ocular en el inmueble, con la finalidad de recabar todas la pruebas e indicios posibles para el total esclarecimiento de los hechos.

El análisis preliminar del Equipo de Investigación de Incendios determinó que el incendio había sido provocado de manera intencionada, localizando dos focos del fuego en una de las estancias de la vivienda, concretamente en el
salón comedor.

Los investigadores, tras realizar un minucioso estudio del modus operandi y de los indicios aportados por los testigos, permitió la plena identificación, localización y detención de los dos presuntos autores del incendio, siendo
uno de ellos familiar del perjudicado.

De la investigación de los agentes se llegó a la conclusión de que el posible motivo por el que los detenidos llevaron a cabo el incendio, era por un ajuste de cuentas con el morador y copropietario del inmueble afectado. Las
desavenencias comenzaron cuando los detenidos iniciaron un contrato de arrendamiento de ciertos inmuebles con la víctima, ésta recibió una cantidad económica en calidad de reserva o señal y posteriormente tuvo que anular el
contrato, pero no pudo devolver esta cantidad económica de inmediato a los detenidos.

El Juzgado de Instrucción de Orihuela ordenó el ingreso en prisión de ambos detenidos, los cuales tenían antecedentes por diversos delitos. El actual Código Penal establece, en sus artículos 263.1 y 266, para los delitos de daños por incendio que el que causare daños a la propiedad ajena mediante incendio o provocando explosiones, o utilizando cualquier otro medio de similar potencia destructiva o que genere un riesgo relevante de explosión o de causación de otros daños de especial gravedad, o poniendo en peligro la vida o la integridad de las personas, será castigado con la pena de prisión de uno a tres años.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies