fbpx

El albaterense Mario Cantó ganador del premio a la mejor comunicación del Congreso Nacional de Optometría, Contactología y Óptica Oftálmica, OPTOM 2024

El proyecto evalúa de manera objetiva la disfunción acomodativa

896

El albaterense Mario Cantó ha obtenido el premio a la mejor comunicación del Congreso Nacional de Optometría, Contactología y Óptica Oftálmica, OPTOM 2024, en el cual él y sus compañeros participaron del 12 al 14 de abril.

El grupo de Mario Cantó, junto Antonio Martínez Abad, Ana Siverio Colomina, Rosa Díez de la Uz y Carmen Aragonés Catala ganaron gracias a su trabajo comunicativo titulado «Análisis del cambio morfológico del cristalino con la acomodación en disfunciones acomodativas: repitibilidad y comparación con grupo control».

En esta investigación se evalúa de manera objetiva los cambios que se producen en el cristalino cuando se padece un problema de enfoque, más conocido como disfunción acomodativa.

«El cristalino es la lente natural que todos tenemos en el interior del ojo y es la encargada de realizar el enfoque de los objetos de lejos a cerca y viceversa. Este enfoque se realiza gracias a los cambios en el tamaño del cristalino, cuanto más cerca esté el objeto que queremos enfocar, más grueso se vuelve. En este sentido, si una persona tiene un problema de enfoque antes de los 35 años, como puede ser que vea mal de cerca pero bien de lejos, se denomina insuficiencia de acomodación. Si, por el contrario, una persona no puede enfocar de lejos después de un trabajo prolongado en visión cercana, se denomina exceso de acomodación. Por último, si no puede realizar cambios de lejos a cerca y viceversa, se denomina inflexibilidad acomodativa», nos explica Mario Cantó.

Un optometrista es capaz, mediante pruebas subjetivas, de localizar y tratar este tipo de disfunciones. Gracias a las nuevas tecnologías, como la Tomografía de Coherencia Óptica (OCT) se pueden observar los cambios que se producen en el cristalino cuando se realiza la acción de enfocar y desenfocar.

En este novedoso estudio (es la primera vez que se reportan estos resultados con este tipo de tecnología) Mario Cantó y colaboradores reportaron esos cambios de manera objetiva, pudiendo diferenciar a los sujetos dependiendo del tipo de problema de enfoque que padecen. A su vez, lo compararon con sujetos de similares características demográficas que no padeciesen ningún tipo de problema de enfoque, para así demostrar que el cristalino actúa de manera distinta, y poder entender el mecanismo de acomodación y poder mejorar el tratamiento de este tipo de disfunciones.

Además, Mario Cantó también recuerda que «cuando se producen problemas de visión no patológicos, no tiene porque ser un problema refractivo (miopía, hipermetropía, astigmatismo o presbicia), también pueden existir problemas acomodativos (problemas de enfoque) y problemas binoculares (problemas de visión doble). Este tipo de disfunciones son detectables y tratables por el Óptico Optometrista».

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies