fbpx

La Virgen de la Candelaria y el Cristo de la Cruz de Guía de Albatera se trasladarán a Murcia para un proceso de restauración

La Diputación subvencionará parte de dicho proceso

418
Dos Imágenes utilizadas por la Confradía de San Juan Evangelista y Ntra. Sra. De La Amargura y de la Hermandad de Auroros de Albatera se someterán a un proceso de restauración de la mano de Blanca Spreafico López, conocida por su gran trayectoria de restauradora desde 1997.
La restauración se realizará en Murcia, por ello, una de las imágenes, la de la Virgen de la Candelaria, será trasladada allí el próximo jueves, 26 de agosto, a las 19:00 h.  Una vez preparada para el proceso de restauración, se procederá a su traslado al taller para que en un plazo de mínimo tres meses sea devuelta a su lugar de origen. Por otra parte, la Imagen de la Cruz de Guía, ya se encuentra en el taller desde hace un mes, pues fue trasladada por la Cofradía Santo Sepulcro de Albatera.
Una de las obras que se somete a este proceso, la Imagen de la Virgen de la Candelaria, depositada en la parroquia de la localidad y una de las obras de mayor valor del lugar, pues se trata de una pieza de José María Ponsoda del año 1941, es la más dañada. Dado su lamentable estado, la Hermandad de los Auroros ha decidido solicitar una subvención a la Diputación de Alicante para hacerse, en parte, cargo de los gastos. Al igual que la Cofradía de San Juan Evangelista, que someten a restauración a la Cruz de Guía de Albatera.
La Diputación otorgará un total de 10.000€ para la restauración de ambas piezas, 5.000€ a cada una de ellas, poniendo el resto del presupuesto las distintas hermandades. La Imagen de la Virgen de la Candelaria tendrá un coste total de 9.680€ y la de la Cruz de Guía de Albatera un importe total de 8.107€.

 

Ambas piezas necesitan de este proceso, más urgentemente la de la Virgen de la Candelaria, pues por ejemplo, le faltan cuatro falanges. Por otro lado pero menos dañada, la Imagen del Cristo De la Cruz de Guía, que también tiene diversos daños, como la rotura de las dos piernas, un brazo y un pie. Si no se realizan estas intervenciones rápido la policromía de las piezas se perdería.

La restauración no va a consistir en un remplazo de las piezas, sino en la conservación de su antigüedad pero manteniendo el buen estado de las figuras. Además, cabe destacar que la parroquia de la localidad no tiene intervención directa con estos procesos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies