fbpx

Con estas dos recetas finaliza el Taller de cocina de la Tercera Edad

248

Hoy hemos podido disfrutar de la segunda jornada del Taller de Cocina celebrado por la XVI Semana Cultural de la Tercera Edad. En el se han elaborado dos recetas, en este caso, un tradicional plato de la comarca, las migas de pan, y como postre, unas galletas de coco muy fáciles de elaborar.

Migas de pan: Es una receta en la que necesitarás emplear tiempo en la cocina, pues para que las migas consigan una buena textura, se necesitará trabajarlas bastante.

Primero desmigamos el pan. Pon agua en un recipiente y echa en el sal, removiendo para que se disuelva un poco. Vierte el agua sobre el pan y mezcla un poco. Dejamos reposar 1 hora para que el pan se humedezca.

En una sartén comenzamos a sofreír los ingredientes con los que acompañaremos las migas, en este caso con chorizo, panceta, ajos enteros, salchicha blanca y trozos de patatas. Primero echaremos al aceite ya caliente los ajos, luego las patatas, y por último el embutido. Cuando esté listo retiramos.

En esa misma sartén con el aceite del sofrito anterior echamos las migas remojadas y cocinamos hasta que estén listas (pueden tardar entre 20 y 30 minutos), removiendo cada poco tiempo. Estarán listas cuando estén a tu gusto, idealmente doraditas y un poco sueltas.

Servimos las migas, con el sofrito del embutido y acompañamos también con granada, que en breve comenzará la temporada de esta fruta tan típica de nuestra tierra.

 

Galletas de coco: Aquí elaboraremos un relleno muy sabroso para las típicas galletas, como son las Rio o las Maria, en este caso han optado por las primeras.

Ponemos a hervir agua con ramas de canela.

Por otro lado, mezclamos 6 yemas y 6 cucharadas de azúcar y se bate muy bien. Añadimos mantequilla (un poco menos de una tarrina) y añadimos coco rallado, seguimos batiendo hasta que se quede una masa homogénea.  

De esa masa vamos cogiendo bolitas y este relleno se mete en dentro de dos galletas, en este caso las Riu, y se pasan por el agua y la canela que hemos hervido anteriormente. Después las volvemos a pasar por coco. Se dejan en reposo un día, y tras 24 horas ya están crujientes y deliciosas.  

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: Alerta: Este contenido está protegido !!