fbpx

Ciudadanos Albatera registra una moción en contra de las políticas lingüísticas en la Comunidad Valencia

Domingo Guillén, portavoz de Ciudadanos, manifiesta su oposición a la Ley de la Generalitat, por la que se regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano

559

El portavoz de Ciudadanos Albatera, Domingo Guillén, registró una moción sobre el plurilingüismo que defenderá en el próximo pleno municipal. El pasado lunes 23 de diciembre, el edil anunciaba que presentaba esta moción debido a que desde la llegada del Conseller Vicent Marzà al área de Educación en la Comunidad Valenciana, el ámbito de su competencia ha sido un rosario de decisiones polémicas, constantemente discutidas, e incluso objeto de pronunciamientos judiciales que han señalado su ilegalidad.

El ejemplo más patente ha sido la política lingüística impuesta por su grupo al conjunto de la sociedad valenciana. En esa área se han generado los mayores problemas sociales en una comunidad que si algo precisa es no verse envuelta en partidismos ideológicos y en visiones manipuladas del interés general de todos los valencianos: la educación de nuestras generaciones más jóvenes.

Esa política lingüística, guiada por criterios identitarios y nacionalistas que se han demostrado hoy ya perjudiciales para una sociedad plural y abierta en otras zonas de España, pretende imponer unas lenguas sobre otras basándose en supuestos agravios que ni existen ni están en la cotidianeidad con la que todos los valencianos viven, conviven y se expresan en esta tierra.

La convivencia del castellano y el valenciano es una realidad que se establece por la normalidad con la que ambas lenguas pueden ser usadas, y de hecho lo son, por todos los valencianos entre ellos, y por ello frente a la “normalización” artificial que se pretende imponer. Ciudadanos apuesta, por la “normalidad” en el aprendizaje y el uso cotidiano de ambas lenguas como ha sido siempre, sin que ello suponga menosprecio a ninguna.

Una política que usa la lengua para establecer límites a la igualdad en zonas de un mismo Estado que por el hecho de serlo debe garantizar esa igualdad no es una política correcta, y de ahí la oposición de Ciudadanos a la implantación de determinados requisitos lingüísticos sobre, por ejemplo, el conocimiento del valenciano para el acceso a puestos de trabajo en la Administración púbica. No podemos convertir en requisito inicial de acceso algo que debe tenerse como mérito de capacidad.

Es por ello que desde Ciudadanos hemos mostrado nuestra oposición a la Ley de la Generalitat, por la que se regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano, al entender que la misma carece del consenso social que debe ser prioritario para una regulación que incide en nuestros menores y en su periodo de formación escolar, por ser una norma que reproduce una vez más criterios políticos de un partido.

Si la Comunidad Valenciana es plural en sus gentes y en su territorio, esa sociología debe respetarse igualmente en las instituciones que nos son propias, y entre ellas, en nuestros centros de enseñanza, donde la libertad de los padres y madres para decidir sobre la lengua en la que prefieren que sean educados sus hijos debe respetarse.

En este sentido, Ciudadanos se solidariza con los padres y madres, alumnos y docentes que han hecho públicas recientemente sus reivindicaciones de que se les tenga en cuenta y se les escuche en el ejercicio de su libertad de elección de la lengua vehicular en las escuelas valencianas, contra la supresión del castellano, tal como se ha conocido, establecida en determinados centros educativos por la Conselleria sin respetar siquiera la distribución de lenguas en sus líneas educativas que marca la propia ley, o frente a la misma discriminación que supone haber eliminado de facto el derecho a la exención en valenciano en determinadas zonas de la Comunidad que se ha venido ejerciendo con total normalidad y que obligará en el presente curso académico a estudiar en valenciano a alumnos que durante años anteriores no lo han hecho.

Por todo ello, el portavoz de Ciudadanos en Albatera, Domingo Guillén solicita los siguientes acuerdos: “Manifestar la voluntad de este Ayuntamiento de respetar, fomentar y proteger la normal coexistencia en toda la Comunidad Valenciana de nuestras dos lenguas cooficiales, castellana y valenciana, en todos los ámbitos, así como la de que se garantice por la Administración autonómica en su conjunto la libertad de uso de cualquiera de ellas, indistintamente, por todos los valencianos”.

En segundo lugar, “expresar nuestra solidaridad a las expresiones de preocupación de numerosos sectores sociales, especialmente el de padres y madres, alumnos y docentes, de la ley que regula y promueve el plurilingüismo en el sistema educativo valenciano, mediante la imposición de una lengua sobre otras sin tener en cuenta el entorno sociológico o la voluntad de los padres y madres, así como tampoco el derecho de exención existente, debiendo promoverse la efectiva participación de las familias en la elaboración el proyecto educativo de centro, teniéndose en cuenta las circunstancias de la zona y el contexto socioeducativo y demolingüístico de aquel”.

Y finalmente “apoyar a la manifestación convocada en Orihuela, Alicante, bajo el lema “Valenciano sí, castellà també”, el próximo 18 de enero de 2020, en defensa del derecho a elegir lengua vehicular en el ámbito educativo”.

También podría gustarte Más del autor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies